domingo 14 de abril de 2024 - Edición Nº1957

Actualidad | 29 mar 2024

Sociedad | Economía

Cuáles fueron las mejores inversiones en marzo y qué se espera para abril

La gente busca hacer rendir sus pesos en un escenario de inflación y recesión.


Marzo volvió a colocar a los bonos soberanos y a las acciones como las mejores alternativas en cuanto a las rentabilidades obtenidas, que fueron muy amplias medidas en dólares, pero también resultaron positivas ajustadas por una inflación próxima al 10% a lo largo del mes.

Las mayores ganancias fueron para las acciones de los bancos, que en la comparación con el resto de los sectores venían más atrasadas, y también para los bonos en dólares.

En contraste, el dólar permaneció estabilizado y, por lo tanto, perdió contra la inercia inflacionaria. 

El dólar libre cayó por segundo mes en términos nominales. Después de ceder 13,8% en febrero se apuntó una baja de 20 pesos o 1,9% en marzo, a $1.010 para la venta, un piso desde el 11 de marzo. 

El dólar libre se paga unos 15 pesos por debajo de los $1.025 del 29 de diciembre, última rueda operativa del 2023, lo que consiste con una pérdida real de más de 40%, habida cuenta de la inflación acumulada en el primer trimestre de 2024.

Con un dólar mayorista que subió en marzo 15,80 pesos o un 1,9% a $858, la brecha cambiaria quedó reducida a 17,7 por ciento.

Tras el recorte en 20 puntos de la tasa de política monetaria -al 80% nominal anual dispuesto por el Banco Central el 12 de marzo- y la liberalización de las tasas de interés que los bancos les ofrecen a sus clientes por las colocaciones a plazo fijo, los rendimientos para estos instrumentos perdieron mucho atractivo. 

En promedio los bancos pagan un 70% nominal anual por los plazos fijos, es decir un rendimiento efectivo mensual del 5,75% que quedó por lo menos unos cinco puntos debajo de la inflación estimada por analistas privados.

Las apuestas inversoras de mayor riesgo fueron, finalmente, las que garantizaron ganancias reales en marzo. El Bitcoin, la criptomoneda más popular es también famosa por su vertiginosa volatilidad. 

Durante marzo ganó un 13% en dólares, para ser negociada por encima de los USD 70.000 e incluso llegó a pactarse a un récord por encima de los 73.000 dólares.

En la plaza bursátil, el índice S&P Merval de Buenos Aires culminó en 1.213.484 puntos, con lo que finalizó el mes de marzo con un alza de 19,6% en pesos y de 18,1% en dólares, según la paridad del “contado con liquidación”. 

Las mayores ganancias mensuales en pesos las concretaron los papeles de ByMA (+39,5%), Banco Francés (+37,1%), Banco Supervielle (+33,6%), Banco Macro (+31,6%) y Transprtadora Gas del Norte (+30,5%).

Durante marzo destacaron los avances de más del 30% en dólares para algunas compañías argentinas en Wall Street: Banco Francés (+34,2%), Despegar (+34,1%) y Banco Supervielle (+31,2%). Medidas en dólares, las acciones argentinas alcanzaron sus valuaciones más altas desde junio de 2018.

En tanto, los bonos Globales del canje -en dólares con ley extranjera- exhibieron en Wall Street una contundente mejora del 18% en promedio en el recorrido mensual. Algunos de estos títulos subieron hasta 20% en dólares en el mes, como el Bonar 2046 en euros (GE46, +24,4%), el Global 2046 (GD46, +20%), el Bonar 2029 (AL29, +19,9%) y el Bonar 2030 (AL30, +19,8%).

En marzo, el plazo fijo sufrió una merma en los rendimientos y el dólar blue volvió a cerrar en terreno negativo.

Por segundo mes consecutivo el dólar marginal se convirtió en las peores inversiones en marzo. 

A su vez, el plazo fijo, ofrece una menor rentabilidad que los meses pasados producto de una liberación de tasas que, en estos momentos, tiene en promedio un rendimiento mensual del 5,75%.

La inflación, en tanto, parece ser la gran ganadora.

A lo largo de marzo, el dólar informal acumuló una merma de $20 o 1,9%, la segunda caída mensual consecutiva (había cedido $165 o 13,8% en febrero).

En materia de plazos fijos, el Banco Central (BCRA) sorprendió al mercado a mediados de marzo con una fuerte baja de las tasas de política monetaria, llevando el costo de endeudamiento al 80% anual nominal para "impulsar el consumo y fomentar la inversión económica".

Al mismo tiempo, la autoridad monetaria suprimió la tasa mínima en los plazos fijos, con el objetivo de favorecer una "mayor competencia en el ámbito bancario y proporcionar a los consumidores condiciones más favorables para sus ahorros e inversiones".

La tasa propuesta por la mayoría de los bancos es de 70%. Es decir, si se invierten $100.000, se recibirán $105.753,42 dentro de 30 días. Lo que implicaría también un rendimiento mensual del 5,75%.

En cuanto a la inflación, aún resta conocer el IPC de marzo, pero las consultoras privadas comenzaron a publicar sus proyecciones finales de inflación para este mes, ubicándose en un rango del 10,5% a 13%, es decir por debajo del índice de febrero pero por encima del dólar blue y del plazo fijo.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias