viernes 17 de mayo de 2024 - Edición Nº1990

Actualidad | 17 mar 2023

Locales

La docente golpeada rompió el silencio y agradeció a sus ex alumnos: “me salvaron”

Morotí Arocena habló sobre el ataque y pidió poner fin a la violencia en las escuelas. Gremios y autoridades se solidarizaron con la víctima, exigiendo protección para los trabajadores educativos afectados.


El ataque ocurrió el miércoles por la tarde, después de que Arocena evaluara por tercera vez a la estudiante en la materia “Política” y la desaprobara, impidiéndole avanzar de año. La familia de la alumna, enojada por la situación, ingresó a la escuela y confrontó a la profesora. Fue entonces cuando la madre y el hermano le arrojaron una botella con agua, la empujaron al suelo y la golpearon y patearon en repetidas ocasiones. Un grupo de sus ex alumnos que presenció el incidente intervino y evitó que la situación empeorara.

La docente, conmovida por lo sucedido, declaró en una entrevista televisiva: “Basta de violencia en la escuela. A partir de lo que me pasó a mí, aparecieron muchos relatos de docentes que les pasó lo mismo. Es mi responsabilidad que un chico aprenda, no que apruebe”. La docente relató la secuencia de eventos y la insólita justificación que la familia ofreció para que aprobara a la joven, alegando que ya habían comprado la campera del próximo año escolar y que, por eso, la estudiante debía pasar.

La mujer explicó que la alumna tuvo tres oportunidades para aprobar la materia, pero no se presentó en las anteriores. Durante el examen, la familia estuvo presente en todo momento, observándola mientras daba clases. Ante la falta de avance en la prueba escrita, la docente decidió pasar a un examen oral, pero la estudiante no respondía a pesar de la presencia del director del colegio.

Según su relato, tras ser notificada de su desaprobación, la alumna la confrontó. Fue entonces cuando la madre y el hermano de la estudiante la agredieron. “Me tiran al piso de un empujón y en el suelo me empiezan a pegar patadas en las piernas. Yo no pude ver porque me puse el brazo en la cara”, señaló la docente, quien insinuó que había una tercera persona entre los agresores. “Llegaron a mi ayuda mis ex alumnos que estaban en una clase. Me la sacan de encima porque no paraba, me tenían como un perro en el piso. Me rasguñaron toda la cabeza, en el cuero cabelludo me clavaron las uñas. Mis ex alumnos, a los cuales les agradezco de corazón, me salvaron, me sacaron a los agresores de encima, me contuvieron y me dieron todo su amor”

Luego del incidente, se activó el protocolo correspondiente, llamando al 911 y a una ambulancia. Arocena informó al sindicato SUTEBA, del cual es miembro, y sus compañeros la acompañaron a realizar la denuncia. Por ahora, hay una orden de restricción en vigor, pero los agresores no han sido detenidos.

La comunidad educativa y la sociedad en general han mostrado su solidaridad con la docente, suspendiendo las clases en todos los niveles y sumándose al paro. La Dirección de Educación de la Municipalidad de Necochea y la Secretaría de Desarrollo Humano expresaron su solidaridad con Moroti Arocena, la docente agredida en la Escuela Secundaria Nº7 de Necochea, y repudiaron los hechos de violencia ocurridos en el establecimiento educativo. La suspensión de clases se extendió a todos los niveles educativos, e incluso las escuelas privadas se unieron al paro en apoyo a la profesora.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias